PALOMA DE LA PAZ

viernes, 1 de abril de 2011

ADIOS...

Cuando alguien nos dice adios, por más que nos lo imaginemos, algo dentro nuestro se quiebra y nos hace vulnerables.
Nos ahogamos dentro del llanto que no queremos dejar salir, nuestro ser se convierte en un volcán en llamas que quema por dentro, un volcán que ni las aguas de un oceano podrían apagar.
Es querer salir corriendo a cualquier lugar y no poder.
Es sentirse abandonado, dejado, olvidado, es mirarse las manos y encontrarlas totalmente vacías.
Es sentir el dolor arrinconado en tus entrañas esperando salir.
Es tu corazón que ya no quiere latir.
Es tu alma golpeando dentro de tu ser como loca.
Es mirarte al espejo y no reconocerte.
Es perder todo.
Es no querer existir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario