PALOMA DE LA PAZ

domingo, 24 de abril de 2011

MILAGRO BLANCO

El living de la casa de mi mamá siempre estuvo y está lleno de luz. Mi hermana tiene por costumbre levantar la persiana bien alta y entra toda la luz del día. Mi mamá se entretenía mucho mirando hacia la calle pues la casa está sobre la avenida. Aún cuando empezó con la enfermedad le gustaba ver la gente y los coches pasar y los niños cuando pasaban para ir a la escuela.
Por muchos años hubo en ese living un reloj con péndulo que daba las campanadas cada hora y lo hacia de noche.
En determinado momento como mi mamá pasaba mucho tiempo en ese lugar, se decidió colocar un aire acondicionado y hubo que quitar el reloj.
Recuerdo que ella decía que lo extrañaba y despacito se levantaba y se asomaba a la cocina a mirar la hora en el reloj que allí hay.
El reloj con péndulo quedo archivado en el otro estar que hay en el fondo de la casa, no se lo colgó de la pared, se le agotaron las pilas y dejo de marcar la hora.
En junio de 2008 Dios le dio la mano a mi mamá y la ayudó a iniciar su viaje dejándonos sin palabras., ella se fue y el reloj siguió en el lugar donde lo habían puesto.
El año pasado todo ese living en el fondo se había remodelado y no recuerdo si fue por agosto o setiembre decidieron volver a poner a funcionar el reloj. Le pusieron las pilas, lo colgaron de la pared y comenzó a funcionar, pero sólo marcaba la hora, las campanadas no tocaban.
Mi cuñado lo desarmó lo limpió, pero no hubo caso, las campanadas cada hora seguían sin tocar. Bueno, así quedó....
Mamá nos tenía preparada una sorpresa....., el 24/12/10 a la una de la mañana dio por primera vez después de tanto tiempo su primera campanada. Mi hermana que se había quedado dormida se despertó sobresaltada creyendo que era un celular que estaba sonando a esa hora y con mi cuñado sin poder creer lo que estaban escuchando, los dos, descubrieron que era el reloj.
Durante el día siguió dando las campanadas cada hora y a las doce de la noche recibiendo la navidad, toco doce campanadas una detrás de otra.
Antes de las doce nos fuimos todos para el fondo de la casa y junto con el reloj y el alma de mi mamá recibimos la navidad. Juntos lloramos sabiendo con total certeza que ella estaba con nosotros como lo está siempre, pero esa noche el mensaje fue muy claro,mi mamá comenzó la navidad del 2010 con su familia en su casa.
Este milagro blanco, teñido de ternura y amor pasó en la casa de mi mamá y soy fiel testigo de eso al igual que mi familia ,y el reloj sigue dando sus campanadas cada hora.
Abre tu mente y no dejes pasar algo que a lo mejor te parezca casual, porque puede estar siendo el mensaje de un ser querido que ya no está. No dudes los milagros existen y nos acarician el alma.
Esa noche recibimos el más hermoso regalo de la mano de Dios....

No hay comentarios:

Publicar un comentario